¿Por qué se crea la cera de oídos?

El cerumen o mejor conocido como la cera de oídos, es producida en zonas glandulares del conducto auditivo externo, que en la antigüedad se utilizaba como bálsamo para labios y heridas. Algunos estudios científicos responden la duda de ¿Por qué se crea la cera de oídos? Puesto que se dice que, el cerumen hace una alusión de sustancias toxicas acumuladas en nuestro organismo y  que pueden llegar a crear enfermedades en un futuro.

La cera de oídos es un compuesto entre aceites y diversas sustancias como los queratinocitos y células epiteliales muertas. Cada sustancia química que componen la cera de oídos, cumplen con ciertos beneficios, puesto que pueden llegar a combatir infecciones que afecten al tímpano o al oído interno. Además, por su distinguido olor, protege al oído de ciertas bacterias y hongos que puedan ocasionar alguna lesión.

Funciones de la cera de oídos

Existen diversas funciones importantes que cumple la cera de oídos, puesto que además de proteger el tímpano, el oído interno y el conducto auditivo, ayuda atrapar cualquier rastro de suciedad, polvo o alguna otra molécula dañina que pueda interferir, infectar o irritar el trabajo continuo del tímpano. Por otra parte, la cera de oídos, actúa como un escudo, tratando de impedir el paso de micropartículas del exterior hacia el tímpano, evitando así, futuras complicaciones.

La cera de oídos, si no es eliminada a tiempo, puede ser un poco molesta, pues puede causar picazón o algún otro tipo de síntoma. Si eres de los que desea retirarla, debes tener en cuenta que no es recomendable utilizar palitos de algodón, pues estos pueden acumular la cera alrededor del tímpano, ocasionándole irritación o alguna infección. Por ello, es necesario utilizar peróxido de hidrógeno o mejor conocida como agua oxigenada, que con solo unas gotitas y sacudiendo nuestra cabeza, el cerumen se eliminará.