Importantes consejos que te mostrarán el uso correcto del cepillo alisador eléctrico

En muchas ocasiones tenemos temor de hacer daño a nuestro cabello con el uso del cepillo alisador, esto es normal que ocurra, ya que todas deseamos tener un pelo brillante y lleno de vida, por esta razón y para aclarar todas tus dudas hemos preparado los siguientes consejos que serán de gran ayuda, además de despejar todas tus dudas sobre el buen uso de este aparato eléctrico.

Utiliza el cepillo alisador eléctrico tomando en cuenta todo lo siguiente

  1. Antes de hacer uso del cepillo debes de asegurarte que tu pelo se encuentre libre de nudos, de esta manera cuidas de no maltratar tu pelo y al mismo tiempo no le haces daño a tu cepillo.
  2. Nunca utilices el cepillo para alisar tu cabello si este se encuentra húmedo.
  3. Es recomendable que antes de comenzar con el cepillado sobre tu cabello coloques una cantidad necesaria de crema especial para cuidar tu pelo y protegerlo del calor, puedes preguntar a un especialista sobre el cuidado de cabello, normalmente en un buen salón te pueden recomendar el producto que más te convenga, pues hay que tomar en cuenta el tipo de cabello, toda esta información te la proporcionarán en un salón, donde aparte del consejo te pueden ofrecer la crema que se apega a tu tipo de cabello.
  4. Antes de usar el cepillo toma en cuenta tu tipo de cabello, ya que la temperatura del cepillo será variable dependiendo de ello.

La temperatura a utilizar según tu cabello

  1. Si sabes que tu cabello se encuentra débil y que además es de consistencia fina entonces la temperatura más adecuada es partiendo de los ciento veinte grados hasta los ciento cincuenta, nunca sobre pases esta temperatura.
  2. Digamos que tu cabello se encuentra bastante resistente y es fino puedes comenzar con los ciento cincuenta grados de temperatura, pero su máximo calor siempre deberá de llegar hasta los 180 grados.
  3. Al tratarse de un cabello débil y normal tienes que prestar bastante atención en sus puntas, ya que si les proporcionas demasiado calor corres el riesgo de hacer grave daño a todo el cabello.
  4. Al suponer que tu cabello es bastante resistente y normal puedes colocar la temperatura a tu cepillo hasta los doscientos diez grados, esta es una temperatura bastante adecuada, pero como te decíamos anteriormente tienes que saber bien el tipo de pelo que tienes para así aplicar la temperatura que más te conviene y que por supuesto no vaya a ocasionar ningún daño irreparable a tu pelo.
  5. Por ultimo; si tu cabello es abundante y de consistencia gruesa puedes colocar a tu cepillo una temperatura de 210 grados.

A la hora de comenzar a pasar el cepillo alisador eléctrico sobre tu cabello, no te olvides de hacer divisiones en todo tu cabello, pues de esta manera es mucho más fácil, no maltratas tu pelo y de igual manera estarás dando el uso adecuado a tu cepillo que te ayuda a lucir un cabello más liso y hermoso.