El uso de las juntas en los equipos de proceso

El uso de las juntas en los equipos de proceso

Es realmente importante que en cualquier equipo de proceso se utilicen juntas, las cuales sirven para brindarnos cierres estáticos y completamente herméticos específicamente en la unión de partes móviles que conectan diferentes maquinarias mecánicas, las cuales contienen fluidos dentro de ellas para su correcto funcionamiento y estos no deben escaparse jamás y tampoco tiene que entrar en sus compartimentos ningún elemento que pueda causar contaminación a la mezcla y terminará en estropear la maquinaria o la junta.

Cómo funcionan exactamente

La idea esencial es que las juntas, a pesar de que son relativamente duras, están siempre diseñadas de diferentes materiales que se pueden moldear hasta cierto punto y al éstas encontrar alguna irregularidad en la superficie de acoplamiento, se amoldan a ella, la rellenan y la sellan; al mismo tiempo, su flexibilidad es suficiente como para permitir que en algún momento sean reemplazadas cuando sea necesario y su resistencia también tiene que ser alta, pues los líquidos que se encuentran al interior de los compartimentos generalmente pueden alcanzar grandes temperaturas de hasta 1100 °C.

Ya que en la instalación se hace presión sobre la superficie de la junta y las bridas, cualquier imperfección es llenada y la desinficación que genera el material de la junta, en combinación con los anteriores puntos mencionados, hacen que el fluido no se escape. Entonces podemos darnos cuenta de que realmente es muy necesario utilizar sólo juntas de estanqueidad profesionales en toda la gama de equipos industriales que nuestra empresa usa, así como también en cualquier vehículo automotor con el que contemos, pues nuestra vida depende de su buen funcionamiento en general.

Las imperfecciones que una junta tiene que poder arreglar

Una junta correctamente diseñada y colocada tiene que ser capaz de eliminar imperfecciones de bridas no paralelas al asentarse, también reparar deformaciones que se puedan encontrar en los canales, problemas con respecto a superficies onduladas, muescas en la superficie y cualquier otro tipo de imperfecciones menores que se puedan encontrar precisamente en la mencionada superficie de la brida.

Cuando el cierre de una junta en brigada está montado, éste queda sujeto a compresión entre las dos diferentes caras de las bridas, la cual normalmente se logra alcanzar por medio del uso de tornillos sometidos a carga; para garantizar completamente el correcto funcionamiento del cierre durante toda la vida del montaje, debe permanecer siempre sobre la superficie de la junta un nivel de compresión suficientemente alto como para evitar completamente la fuga de los diferentes líquidos.

Esta compresión que mencionamos, mientras esté en condiciones de servicio tiene que lograr aligerar a través del empuje hidrostático axial la fuerza que se produce al interior gracias a la presión, la cual actúa intentando separar las bridas; la junta también se encuentra sujeta a una carga lateral gracias a que la presión interna de los fluidos siempre intenta expulsarlos por medio del espacio de holgura de la brida.

En resumidas cuentas, es realmente importante asegurarnos de que las juntas que se utilicen en nuestras maquinarias sean completamente profesionales.