Automedicación, es buena o es mala

Automedicación, es buena o es mala

La automedicación es una práctica totalmente común en nuestra sociedad, si alguien tiene dolor de cabeza va a una tienda cualquiera a comprar un par de pastillas y se las toma; cuando tienes un resfriado o un dolor de estómago, consideras que es algo simple y también te tomas un par de pastillas que puedes comprar en cualquier farmacia sin una prescripción, pero probablemente esto no sea una buena idea. Analizaremos cada uno de los casos y te explicaremos qué es lo que ocurre.

¿Qué síntomas puedo tratar sin prescripción médica?

Resulta que en realidad la pregunta correcta no es ésta, porque hay síntomas que de verdad pueden ser tratados sin necesidad de que un médico que prescribe las medicinas porque son cuestiones sencillas, como dolores de cabeza, acidez estomacal, diarrea o mareos cuando vas de viaje por ejemplo; para todo este tipo de síntomas hasta puedes ver publicidad en la televisión de las medicinas que se venden y eso obviamente significa que ese legal hacerlo.

Entonces, el problema no es específicamente qué síntomas tengas, el problema en realidad es cuánto tiempo duren los síntomas; si tienes dolor de cabeza y has tomado un par de pastillas para quitártelo y sólo lo han disminuido, seguramente podrás tomar luego de seis u ocho horas otra pastilla, podría significar muchas cosas, demasiado estrés, no has dormido bien o no te has alimentado bien; pero cuando ha pasado un día entero en el que te has estado auto medicando y no has visto mejora alguna, tienes que ir al médico. 

Fácilmente podrías ordenar en una farmacia online España algún medicamento que sepas que le ha servido a algún amigo tuyo que tiene migraña, puedes pensar que eso es buena idea ya que el dolor es fuerte y no se ha ido, pero en realidad es todo lo contrario, ya que un dolor de cabeza prolongado no puede sólo significar migraña, sino que puede llegar hasta significar tumores cerebrales; ahora entiendes un poco la razón por la cual automedicarse no es lo mejor.

Medicinas y antibióticos 

Ahora estamos entrando a un terreno más serio y profundo y es que muchas personas han escuchado en alguna ocasión que cuando tienen una infección, el médico les prescribe antibióticos; entonces el problema que se genera es el siguiente: un amigo tuyo tuvo infección en la garganta y sus síntomas eran básicamente los de una gripe demasiado prolongada y demasiado fuerte, junto a dolor en la garganta; cuando tuviste los mismos síntomas, decidiste es sencillamente comprar los mismos antibióticos que le prescribieron a tu amigo y listo.

Si funcionó tuviste suerte, pero en muchos casos esos síntomas son también síntomas de enfermedades más serias como la sinusitis, que necesita de cuidados especiales y de exámenes especiales para saber específicamente de qué tipo es y es aquí donde nuevamente vemos que lo mejor es acudir a un médico, si el problema es el dinero asiste al médico nacional, puede tardar más, pero no más de lo que vale la duración de tu vida.