Consejos útiles para scrapbooking

Consejos útiles para scrapbookingEl scrap, scrapbook o,  scrapbooking, no requiere de grandes estudios para hacer una creación magnífica con esta técnica. De hecho, podría decirse que lo aprendemos desde que en la escuela comenzamos a decorar álbumes o trabajos similares. Muchos ya tienen en sus repisas varios álbumes fotográficos que han decorado empleado esta técnica. Es un gran pasatiempo que cualquiera puede realizar para tener un momento de creatividad y además, para aprovechar algunos materiales que suelen estar en los hogares y que nadie termina de utilizar, como los que compramos para los niños y terminan en la basura.

Si tienes algunas cuantas dudas sobre el scrapbook, te dejamos varios consejos útiles para que te sepas guiar o comiences desde ahora a emplear algún periodo de tu día en este entretenido pasatiempo.

Consejos para empezar en el scrapbooking

Clasificar las fotos: lo primero es comenzar por una clasificación de las fotografías que irán en el álbum fotográfico. Esto es útil porque facilita lo que se quiere hacer con las fotos. Una buena clasificación es cronológicamente, y otra que puede servir es por temas: nacimientos, matrimonio, reuniones familiares, navidades, etc.

Comenzar puede parecer lo más difícil, pero esta idea suele facilitar mucho las cosas, ya que un scrap requiere de algo de organización como veremos en el siguiente consejo.

Elegir las fotos: se complementa con lo anterior, y esto requiere que las fotos se escojan ahora de tal forma que puedan abarcar las páginas que deseamos en nuestro álbum. En caso de no tener un álbum, serviría comprar uno lo suficientemente espacioso para que quepan todas las fotos tal y como queremos.

Analizar las fotos: cada foto que se ha escogido tiene sus características propias. Por ejemplo, puede que al final no queden del todo bien porque aparece en ella algo que recuerde un mal momento. Y este consejo también se complementa con el anterior, ya que al estar escogiendo las fotos se tienen que analizar de manera que el acabado del scrapbooking sea el que más nos guste, y por eso se necesitan las fotos que más nos gustan.

Escoger el papel: hay ciertos tipos de papel que suelen ser de cierta calidad, y nos referimos a los papeles que se tornan de color amarillento. Para evitar esto, porque seguramente querrás conservar tu scrapbook, consigue papel sin ácidos, o el papel que tiene pH neutro. Para cortar el papel te servirá emplear un cutter o una guillotina. Generalmente, cuando el papel es largo, suele ser más preciso el corte que con tijeras.

Utilizar el orden de una historia: en el primer consejo mencionamos que las fotos se pueden clasificar cronológicamente, esto también funciona para dar un acabado al álbum, pues al terminarlo y comenzar a verlo se verán las fotos de manera ordenada y clasificada, lo que suele ser como un viaje a través del tiempo.

Añadir algún comentario: toda foto tiene una historia. Entre ellas puedes añadir cualquier detalle que recuerdes acerca de la escena. Recuerda que tu srapbook es para recordar buenos momentos por medio de fotos.